R.·.L.·. CONSTANCIA nº 1662

¿Es la Franc-masonería una religión?
No, en absoluto. Le Droit Humaín (El Derecho Humano), como asociación laica que es, respeta la creencia individual y personal de cada franc-masón en la Logia y fuera de ella. La Franc-masonería es respetuosa de las creencias particulares y admite todas las formas de pensamiento dentro del marco de la convivencia democrática, la tolerancia y el respeto mutuo. Por ello, para ingresar en Le Droit Humaín (El Derecho Humano), los(as) candidatos(as) son libres de mantener sus creencias religiosas, si las tienen.

¿La Franc-masonería es enemiga de la iglesia?
La Franc-masonería no es enemiga de religión alguna, ni tiene una posición orientada a favor o en contra de ninguna religión o creencia determinada. Por ello respeta el pensamiento filosófico o espiritual de todos sus miembros. La Franc-masonería combate la ignorancia, la ambición y el fanatismo a los que atribuye la falta de armonía y tolerancia en el mundo en que vivimos. Por ello ha propugnado a través de sus miembros, la no injerencia de la religión, cualquiera que esta sea, en los asuntos del Estado, promoviendo la educación laica y los derechos civiles.

¿Qué es el secreto masónico?
En la Franc-masonería, los únicos secretos que existen son los Signos, Toques y Palabras por los cuales se reconocen entre sí los franc-masones del mundo entero. Se trata de señales de reconocimiento tradicionales que hacen referencia a enseñanzas específicas y que se transmiten gradualmente según el progreso del iniciado. La Franc-masonería no es "secreta", es discreta, pues piensa que en la quietud de sus Templos, lejos de la mirada curiosa de quienes no pertenecen a ella, los trabajos intelectuales, filosóficos y morales son más fructíferos y eficaces.

¿La Franc-masonería es una secta?
No. Una actitud sectaria es justamente lo contrario de lo que se persigue en Franc-masonería. La libertad de opinión, de reunión, de expresión y de acción a nivel individual y social no es cuestionada, como lo hace cualquier secta. La diversidad es entendida como una oportunidad de progreso, nunca como una amenaza.

¿Un ateo puede ser Franc-masón?
Lo mismo que un judío, un católico, un musulmán, un budista… En Le Droit Humaín (El Derecho Humano), no nos interesan sus creencias religiosas, pero sí y prioritariamente, el qué hace y como se comporta en sociedad, con su familia y con su entorno.

¿Qué es una Logia?
La agrupación de franc-masones. Antiguamente, cuando los franc-masones eran canteros operativos, se reunían, a pie de obra, en un local denominado "Logia".

Si un Franc-masón quiere dejar la Franc-masonería ¿puede hacerlo?
Nada sería peor para la Franc-masonería que tener entre sus miembros a personas que no estén a gusto entre nosotros.
En las logias hay dos puertas: una muy pequeña para entrar y una enorme para el que se quiera ir.

¿Pueden ser iniciadas las mujeres?
En Le Droit Humaín (El Derecho Humano), las mujeres son iniciadas en igualdad total con los hombres. De la misma manera, las mujeres acceden a todos los cargos y responsabilidades sin traba de ninguna especie.

¿Cuáles son los requisitos para ingresar en la Franc-masonería?
Ser persona libre y de buenas costumbres. Debe haber cumplido la mayoría de edad según las leyes del país, ser tolerante, no dogmática, ser capaz de tomar decisiones por sí mismo, tener una básica independencia económica, de un comportamiento ético y con un gran interés por progresar intelectual y espiritualmente en una atmósfera de respeto mutuo. Tener domicilio en el estado en el que se tramite la adscripción a su Logia de referencia.

¿Cómo se contacta con una Logia?
Existen diferentes maneras de entrar en contacto con las logias franc-masónicas. Una de ellas es que un franc-masón le presente o recomiende su entrada en la logia. La otra manera es a través de Internet, solicitando información o directamente su admisión a través de nuestra pagina Web enviando una petición de ingreso a nuestro correo electrónico.